Marqués de Riscal Reserva 2017

(La Rioja) España
Cosecha
2017
Varietales
Alcohol
14.2% vol.
Botella
75 cl
93 Suckling
92 Atkin

16,90 

118 disponibles

- +
Envío en 2-3 días*
Garantía por rotura
*Para envíos a España. A consultar para otros destinos

Elaboración

Varietales:

Tempranillo & Graciano

Descripción:

Un icono cultural, un vino imprescindible.

Marqués de Riscal Reserva es uno de los vinos más famosos de España por su historia, por su consistencia de calidad y por las destacadas referencias literarias que ha protagonizado a lo largo de los años.

De gran versatilidad y fiel representante de un vino de Rioja, Marqués de Riscal Reserva ha sido disfrutado por generaciones de amantes del vino en todo el mundo y elogiado por personalidades del arte y la cultura, entre ellos Ernest Hemingway, Salvador Dalí o Frederick Forsyth.

Célebre por su botella envuelta en una malla metálica, hoy en día está presente en más de 100 países, considerado como referente de los vinos tintos de Rioja. Este vino representa los sueños de las generaciones previas de Marqués de Riscal.

 

El otoño transcurrió seco y caluroso, situación que cambió en invierno con frecuentes lluvias. El desborre tuvo lugar a mediados de abril, lo que implicó un pequeño retraso con las fechas  medias. Dicho retraso se mantuvo durante todo el ciclo vegetativo. A finales de mayo se produjeron frecuentes precipitaciones, que no afectaron a la floración, que comenzó en la ribera del
Ebro a primeros de junio. Durante la primera parte del verano fueron frecuentes las tormentas, motivo por el que hubo que extremar las precauciones frente a las enfermedades criptogámicas. El envero se inició a primeros de agosto. A mediados de septiembre se registró una considerable precipitación que retrasó el comienzo de la vendimia. Esta tuvo lugar a primeros de octubre, transcurrió con tiempo seco y fresco y se realizó de manera selectiva. La cosecha resultante se caracterizó por una buena producción y excelente sanidad.

Crianza:

Los Reservas de Marqués de Riscal se elaboran, básicamente, a partir de uvas procedentes de viñas de la variedad Tempranillo plantadas antes de los años 70, situadas en los mejores suelos arcillo calcáreos de la Rioja Alavesa. Esta variedad soporta bien la crianza en madera y el envejecimiento en botella gracias a su buen equilibrio ácido y a su fina tanicidad. La variedad Graciano, cuyo porcentaje en la mezcla no sobrepasa el 10%, aporta frescura y viveza de color. La fermentación se realiza a una temperatura controlada con un tiempo de maceración que no sobrepasa los 12 días. Los reservas de Riscal permanecen aproximadamente dos años en barrica de roble americano, configurando un vino que se encuadra dentro de los cánones del clasicismo riojano, fresco, fino, elegante y con un gran potencial de envejecimiento. Antes de salir al mercado tiene un periodo mínimo de afinamiento en botella de un año. Crianza de 22 meses en barrica americana.

A la mesa

Tipo de vino:

Tinto

Nota de cata:

Vino de color cereza muy cubierto, intenso y con apenas signos de evolución. En nariz es muy expresivo con notas de regaliz, canela y pimienta negra, donde la larga crianza en madera apenas se percibe, gracias a su gran complejidad y concentración de fruta madura. En boca es fresco, con taninos pulidos muy agradables, con buena estructura pero fácil de beber. El final de boca es largo y deja unos leves recuerdos balsámicos de gran calidad.

Temperatura de servicio:

16ºC - 18ºC

Maridaje:

Jamón, quesos no muy curados, guisos con salsas no muy especiadas, legumbres cocidas o guisadas, aves, carnes rojas, carnes a la parrilla y asados.

La bodega

A lo largo de su historia, Marqués de Riscal ha sido siempre una empresa innovadora, pionera y referente de un sector vitivinícola en continua transformación. Buscan hacer vinos originales, frescos, elegantes y fáciles de beber. Desde su fundación, han tenido una clara vocación exportadora. Hoy día están presentes en más de 110 países a los que exportan el 65% de su producción.

Fue fundada en 1858 por D. Guillermo Hurtado de Amézaga, el nacimiento de un sueño. Empezó a embotellar sus primeros vinos en 1862 y con ellos llegaron los primeros premios. Es el vino embotellado más antiguo de Rioja, al cual incorporaron la malla dorada en sus botellas como garantía de calidad para evitar falsificaciones en el siglo XX.

Descubre esta bodega