Barón de Chirel 2017

(La Rioja) España
Cosecha
2017
Varietales
Alcohol
15.0% vol.
Botella
75 cl
96 Atkin
96 Peñín
95 Suckling

99,00 

2 disponibles

- +
Envío en 2-3 días*
Garantía por rotura
*Para envíos a España. A consultar para otros destinos

Elaboración

Varietales:

67% Tempranillo, 33% Otras

Descripción:

Barón de Chirel es un clásico moderno que realza la identidad, tradición y modernidad de Rioja.

Otoño e invierno escasos en precipitaciones. Meses de Febrero y Marzo presentan temperaturas especialmente cálidas.
La brotación tiene lugar el día 9 de Abril. El 28 de Abril se registra una fuerte helada que provoca daños por hielo muy considerables.
La vendimia comienza de forma generalizada el 14 de Septiembre y transcurre con tiempo seco.
La cosecha 2017 registro un rendimiento muy bajo debido a la helada comentada anteriormente.
La calidad de esta añada en Elciego se puede considerar excelente con elevados índices de color y acompañados de una equilibrada acidez.

Crianza:

Las uvas proceden de la zona de Elciego y Laguardia, de los pagos de Garcimoracho, Tapias, San Pelayo, Vialva y La Collada. La altitud de estas viñas oscila entre los 450 m y 550 msnm. Suelos de zonas arcillosas-calcáreas y de terrazas cascajosas del rio Ebro sobre fondo calizo. Los rendimientos oscilan entre los 2.500 y 3.500 kg/ha. La vendimia es rigurosamente manual, en cajas de 15 kg. Tras la completa selección de las uvas, (desde 1995 se realiza con las mesas de selección uva a uva), se procede al prensado y vinificación. La fermentación alcohólica se realiza en tinas de Allier a 26ºC, de fincas individualizadas referenciando el viñedo por su origen. Las parcelas se vinifican cada una por separado. Una vez finalizada y realizada la maloláctica, siempre en tinas de Allier de grano fino, el vino se introduce en barricas de roble francés de Allier para proceder a su crianza por un periodo de 22 meses. A continuación, y tras su crianza en barricas, una vez embotellado, el vino permanecerá por un periodo no inferior a 2 años en botella antes de su salida al mercado. 22 meses en barrica de roble francés Allier

A la mesa

Tipo de vino:

Tinto

Nota de cata:

A la vista se presenta limpio y brillante, de un precioso color rojo cereza con matices violáceos. Con una intensidad medio alta. Ribetes con una tonalidad viva sin indicios de evolución. En nariz es un vino tremendamente expresivo, de gran intensidad aromática de frutos negros pequeños maduros (arándanos, grosellas, casis, ciruelas damascenas, guindas en licor), grafito, notas de terruño minerales, regaliz, sutiles matices de flores azules (violetas), sotobosque (hojarasca, musgo). Recuerdos de otoño cuando caen las hojas. Especias picantes como el clavo y la pimienta negra, cacao y tabaco con una espléndida definición. Ligeros cueros al inicio que se marchan con la oxigenación. La madera está perfectamente integrada. La entrada en boca es poderosa, densa con una gran riqueza. Une volumen, estructura, riqueza con una textura sedosa que no finaliza nunca. Taninos vivos, presentes pero maduros que el tiempo irá puliendo. Es larguísimo y persistente, elegante con una formidable acidez que le augura una gran guarda. La fruta está presente, así como las flores azules. Muestra muchos matices que tienen aun que ensamblarse. Los grandes vinos muestran sus hechuras desde su juventud y prometen una vida de décadas. Al día siguiente Barón de Chirel 2017 va mejorando con los días en botella abierta. Hemos podido comprobar como al día siguiente de su apertura, aparecen aromas más frescos de fruta roja silvestre: fresa y frambuesa. La entrada en boca es mucho más amable y la sensación táctil es de mayor suavidad. Es un vino que puede permanecer abierto, conservado en buenas condiciones, durante 3 o 4 días, en los que no solo no pierde su esencia, sino que gana en complejidad, en equilibrio, tanto en nariz como en boca y se redondea.

Temperatura de servicio:

16ºC - 18ºC

Maridaje:

Este vino marida bien con jamón y quesos curados, carnes rojas, aves, guisos de caza, tales como perdiz, conejo, venado, jabalí o corzo, incluso condimentados con salsas especiadas.

La bodega

A lo largo de su historia, Marqués de Riscal ha sido siempre una empresa innovadora, pionera y referente de un sector vitivinícola en continua transformación. Buscan hacer vinos originales, frescos, elegantes y fáciles de beber. Desde su fundación, han tenido una clara vocación exportadora. Hoy día están presentes en más de 110 países a los que exportan el 65% de su producción.

Fue fundada en 1858 por D. Guillermo Hurtado de Amézaga, el nacimiento de un sueño. Empezó a embotellar sus primeros vinos en 1862 y con ellos llegaron los primeros premios. Es el vino embotellado más antiguo de Rioja, al cual incorporaron la malla dorada en sus botellas como garantía de calidad para evitar falsificaciones en el siglo XX.

Descubre esta bodega