accede a tu cesta
tienes 0 productos

Cava Cava
Champagne Champagne
Colección Grandes Vinos Spain Colección Grandes Vinos Spain
Embalajes Embalajes
Vino Blanco Vino Blanco
Vino de Alemania Vino de Alemania
Vino de Argentina Vino de Argentina
Vino de Australia Vino de Australia
Vino Dulce Vino Dulce
Vino Rosado Vino Rosado
Colección Grands Crus France Colección Grands Crus France
Vino Tinto Vino Tinto
  

Categoría:

Denominación de origen:

Bodega:

Cosecha:

 

catálogo vinos

 

 





 
Catena Zapata Vinos Catena Zapata

País: Argentina
Región: Mendoza
Dirección: J. Cobos, s/n Agrelo, Luján de Cuyo
Teléfono: (54) (261) 413 1100
Fax: (54) (261) 413 1100
Página web: http://www.catenazapata.com
Fundación: 1902
Enólogo: Alejandro Vigil
 
Historia:
 
Nicolás Catena jamás diría esto de sí mismo – su bajo perfil no se lo permitiría – pero de hecho, ha sido él el silencioso revolucionario de la historia de la familia. Fue él quien delineó el camino hacia una nueva etapa de vinificación, aunando lo aprendido en el viñedo con lo aprendido en la Universidad.

Al tomar las riendas de la bodega y viñedos de la familia, a mediados de los 60, se concentró primero en ampliar la distribución dentro de Argentina, durante los convulsionados años 70. Sin embargo, a principios de los 80, Nicolás decidió viajar y radicarse temporalmente en California, EE.UU, para dictar clases de Economía como Profesor Visitante en la Universidad de Berkeley. La situación económica en Argentina era muy difícil, con un gobierno militar que acaba de declarar la guerra al Reino Unido y con tasas de inflación superiores al 1000 por ciento anual.

California, y en especial la región de Napa Valley, fueron una auténtica inspiración para Nicolás y su esposa Elena, quienes solían pasar los fines de semana allí, con su hija menor Adrianna, que acaba de nacer. Hasta ese entonces, ningún bodeguero del “Nuevo Mundo” se había atrevido a competir con Francia.

Nicolás Catena regresó a Mendoza con una visión en mente. De un día para otro, vendió su bodega elaboradora de vinos de mesa, quedándose solo con Bodegas Esmeralda, la bodega de vinos finos de la familia. En ese entonces, Argentina era vista como productora de vinos a granel y muchos de los colegas argentinos de Nicolás le dijeron que estaba “completamente loco”.

Pero Nicolás Catena no es una persona fácil de desalentar. En la década del 80, Nicolás se dedicó a identificar las mejores zonas para la plantación de viñedos en Mendoza. Cuando hace poco le preguntaron por qué decidió plantar Chardonnay y Malbec en Gualtallary, a una altura de casi 1500 m s/n mar, Nicolás respondió: “Pensé que la única forma de dar un gran salto cualitativo, era arriesgarse a sobrepasar los límites del cultivo de la vid”. Su propio Ingeniero Agrónomo le había dicho que el Malbec jamás maduraría allí, pero maduró, y maravillosamente. Nicolás descubrió que Mendoza posee cualidades excepcionales para el cultivo de la vid, y que cada zona con su determinada altitud, proporciona un microclima ideal para cada varietal. Descubrió que los suelos pobres de los Andes, descartados por los primeros inmigrantes por su baja fertilidad, constituían de hecho el suelo ideal para el cultivo de uvas de calidad. Y que el clima desértico era un verdadero activo a su favor, que le permitía controlar la calidad y el tiempo de colgado de los racimos mediante un estricto control del riego.


Luego vino el desafío de decidir qué hacer con el Malbec. Nicolás no tenía la misma convicción de su padre sobre el potencial de esta uva. Domingo Catena estaba convencido de que el Malbec argentino podía competir de igual a igual con los mejores tintos de Burdeos. Sin embargo, Nicolás dudaba sobre la capacidad de añejamiento del Malbec. En 1989, al fallecer Don Domingo, Nicolás focalizó su pena en intentar comprobar si la intuición de su padre era la correcta. Recién al cabo de cinco años de intenso trabajo en el viñedo Angélica, de 60 años, Nicolás estuvo realmente satisfecho con los resultados, y en 1994 decidió elaborar el vino Catena Malbec. Entonces surgió el tema de qué clones plantar en los viñedos nuevos. Dado que en Argentina no existía ninguna selección clonal de Malbec, Nicolás decidió importar clones de Cahors, en Francia. Los clones franceses de Chardonnay le otorgaron su mejor vino blanco. Pero los resultados con los clones franceses de Malbec fueron desalentadores. Dieron granos demasiado grandes y con aromas y sabores rústicos.
Nicolás decidió entonces desarrollar su propia selección clonal de Malbec. Al principio se plantaron 145 clones en el viñedo Uxmal de Agrelo. Finalmente, se seleccionaron los cinco mejores clones y se los plantó en diferentes microclimas, a diferentes altitudes. Los resultados fueron más convincentes en el año 2003, cuando el mejor Malbec se obtuvo en el viñedo de Altamira, donde se habían plantado estos cinco clones en diferentes hileras.

En 1994, Nicolás y su equipo estaban seguros de haber identificado los mejores lotes para el cultivo de Chardonnay, Cabernet Sauvignon y Malbec. En primer lugar, José Galante, enólogo principal desde 1975, embotelló un pequeño corte de uvas de los lotes más antiguos y uniformes del viñedo Uxmal (que más tarde se llamó viñedo Agrelo por su ubicación, en el distrito de Agrelo). Se fraccionaron 300 cajas de Catena Alta Cabernet Sauvignon.

En 1995, José embotelló el primer Catena Alta Chardonnay, elaborado con uvas del lote 4 del viñedo Domingo, situado en la región fría de Tupungato. Al año siguiente, en 1996, una hectárea, correpondiente al lote 18 del viñedo Angélica, otorgó las condiciones ideales para elaborar el mejor Malbec. Fue entonces cuando Nicolás decidió elaborar su primer Catena Alta Malbec.

La cosecha 1997 fue un año excepcional para el Cabernet Sauvignon. Nicolás Catena y José Galante decidieron crear otro cuvée top, que cumpliese el sueño iniciado en los años 80. El vino, denominado Nicolás Catena Zapata (Zapata es el apellido de soltera de la madre de Nicolás) es un blend de 95% Cabernet Sauvignon y 5% Malbec. El lanzamiento se llevó a cabo en el año 2000, a través de una serie de catas a ciegas realizadas en USA y Europa, contra grandes vinos del mundo como Chateau Latour, Chateau Haut Brion, Solaia, Caymus y Opus One. En todas las degustaciones, el vino Nicolás Catena Zapata salió primero o segundo.
 

 
Volver
 
 
© A. Pont I CIA · Indústria 30-34 08912 Badalona (Barcelona) · Tel. 933 833 161 · Fax. 933 833 000 · · Condiciones · Transporte · Legal · Mapa web
 Diseño web